He sobrevivido a todo: a un divorcio y al Covid-19. Por eso quise volver a trabajar apenas pude. Tuve apoyo total de mi empresa y del servicio de salud. Volver significa devolver la mano, seguir luchando.

Carlos Vizcaya fue supervisor de los 12 módulos que se instalaron en el Centro Hospitalario de Huechuraba.

 


 

Revisa la nota completa aquí.